Archive for febrero, 2012


Google es el principal motor de búsqueda de la red pero no solo eso, también tiene acceso a nuestros correos, rastrea las calles donde vivimos, tiene un canal de vídeo en el que archiva nuestras preferencias, firma contratos para recopilar las bibliotecas de universidades enteras y así acumula mil y un datos para, teóricamente, poner el conocimiento al alcance de un click. O eso dice que ofrece a cambio de nada. Alejandro Suárez lo desmiente en el libro que acaba de publicar: “Desnudando a Google. La inquietante realidad que no quieren que conozcas”, un tomo que deja en paños menores a uno de los imperios más brillantes de nuestros días. La pastilla roja que nos desvela quien teje las redes del Matrix en el que navegamos a diario. Y siguiendo la senda de la innovación tecnológica llegamos a la Isla de los Discos Perdidos donde el Señor Tropical pincha los mágicos sonidos y nos colamos en casa de Kurt y Courtney.

Lo que se juega en Siria

Ángel Guerra Cabrera
La Jornada

La alharaca de los insufribles líderes de la OTAN, los petroreyezuelos del Golfo Pérsico y sus bocinas mediáticas sobre el supuesto bombardeo del presidente Bashar Assad “contra su propio pueblo” evoca reminiscencias no tan lejanas. ¿Recuerdan Libia? Otra vez el desgarre de vestiduras no tiene nada que ver con la preocupación por los derechos humanos. Carecen de moral para ello los genocidas de Hiroshima y Nagasaky, verdugos de India y Argelia, masacradores de Viet Nam, y asesinos de más un millón de iraquíes, por sólo mencionar algunos hitos notables del prontuario criminal de las democracias occidentales. Sin olvidar, claro, las democráticas palizas contra los indignados.

Otra vez se trata de justificar la intervención militar y el cambio de régimen, esta vez en Damasco. Intervención que ya está en curso mediante las bárbaras acciones contra civiles y militares de grupos violentos, armados desde Líbano, Turquía y Jordania y reforzados desde allí por militantes de Al Quaeda de distintas latitudes. En los recientes atentados terroristas con coches bombas en la ciudad de Alepo se observa la inconfundible marca de fábrica de la nebulosa red. Al igual que ya ocurrió en Libia, el financiamiento de las acciones subversivas y desestabilizadoras corre por cuenta de esos modelos de enternecedor desvelo por los derechos humanos, las reaccionarias monarquías de Arabia Saudita y Quatar, y demás emiratos integrantes del Consejo de Cooperación del Golfo(CCG), con el apoyo, de sus viejos compinches de los servicios secretos británicos y de la CIA.

El cambio del actual régimen en Siria debilitaría seriamente a Irán, núcleo del polo de resistencia contra el imperialismo y el sionismo en la región medioriental, acosado por eso y no por su programa nuclear pacífico. A la vez, dejaría en una situación muy precaria a Hezbolá, artífice y articulador de la alianza patriótica libanesa, que ya ha propinado fuertes golpes a Israel. Siria ha sido uno de los tres pilares de este polo, firme aliado de Irán y Hezbolá, refugio de líderes palestinos y otros revolucionarios árabes y sede de sus organizaciones, opuesta a los acuerdos de paz por separado con Israel. Hay que reconocerlo en honor a la verdad, por más defectos que tenga el régimen de Assad. Por cierto, este ha accedido durante meses, en diálogo con la oposición pacífica, a realizar reformas hasta ahora obstaculizadas por la creciente subversión. El mismo obstáculo puede frustrar el referendo convocado para el próximo 26 de febrero donde se votaría una nueva Constitución de régimen multipartidista, que tanto han pedido Estados Unidos y su comparsa anglofrancesa. Pero es evidente que no se conforman con nada menos que el regime change, para lo cual empujan a Siria a la guerra civil y al desmembramiento de su mosaico confesional y étnico con la complicidad del del Consejo Nacional Sirio, presunto liderazgo opositor.

Es muy significativo que la presidencia quatarí de la Liga Árabe, suerte de OEA medioriental, se haya negado a publicar el informe redactado por su propia misión de observadores en Siria (http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=29025), que muestra un cuadro de situación completamente distinto del que nos quieren hacer creer los pulpos mediáticos.

Pero lo que está en juego en Siria va más allá de su importantísimo papel en la ecuación de poder meramente medioriental. Es de mayor envergadura geopolítica aún, como lo demuestra el doble veto ruso-chino en el Consejo de Seguridad de la ONU. La instauración de un régimen proimperialista en Damasco significaría cruzar la línea roja del círculo de defensa ruso, afectar los intereses chinos en ese país y facilitar el ataque que se prepara hace años contra Irán. No hay que ser experto en geopolítica. Basta observar con cuidado el mapa de Medio Oriente y sur de Asia, los yacimientos de petróleo, la posición del estrecho de Ormuz y el mar Rojo, el trazado de los oleo/gasoductos y la ubicación de las bases de Estados Unidos en el área para darse cuenta que la destrucción de Siria e Irán haría muy vulnerables a Moscú y Pequín frente a Washington.

Pero en caso de agresión a Irán el fatídico uso de armas nucleares parece inevitable y la consiguiente extensión del conflicto a Rusia y China, pues Washington y Tel Aviv no pueden reducir a la nación persa con medios convencionales. Irán es mucho más duro de roer que Irak y Afganistán donde los yanquis han sido humillados por la resistencia.

Fuente: www.jornada.unam.mx/2012/02/16/index.php?section=opinion&article=030a1mun

Rafael Poch
La Vanguardia
“Estamos mejor preparados para ello que hace dos años”, dice el ministro de finanzas, Wolfgang Schäuble

Alemania parece haber decidido ya la expulsión de Grecia del euro, pero quiere que parezca que la iniciativa sea de Atenas. Mientras Berlín humilla a Grecia, en Grecia se queman banderas alemanas. Lo que ha cambiado respecto hace unos meses, junto con la profundización de la espiral desintegradora europea, es que Berlín parece sentirse más confiado en que la quiebra griega ya no representa una catástrofe inasumible para los grandes bancos europeos: la eurozona está “mejor preparada que hace dos años” , dice el ministro de finanzas alemán, Wolfgang Schäuble.

La clave podría ser que el actual alboroto alrededor de Grecia tiene lugar mientras, inadvertidamente, se ha llevado a cabo lo que de hecho es, “una segunda ola de salvamento de bancos a través del Banco Central Europeo”, dice el diputado alemán Gerhard Schick.

Con la decisión del BCE del 8 de diciembre, explica Schick, se abrió aún más la puerta a la financiación de los países en crisis por parte de los bancos a los que el BCE concedió 489.000 millones al 1% por tres años. Para final de febrero se planea un nuevo tramo de lo mismo a tres años, sobre el que se dice que podría ascender a 400.000 millones.

En esas condiciones, Schäuble sigue diciendo que la salida de Grecia del euro no es deseable, insiste en el escenario que Berlín no logró hacer pasar en Bruselas de imponer un gobierno tecnócrata en Atenas, y añade que, “los griegos lo tienen todo en sus manos” ¿Se refiere a la cuerda con la que se les pide que se ahorquen?

La economía griega cayó un 7% en 2011, según cifras conocidas esta semana, lo que representa un 16% desde 2007. Algunos observadores señalan que podría caer hasta un 30%, más que Argentina (20%) y Letonia (24%) en sus peores momentos.

Cuando entran en su quinto año de crisis, los griegos ven como el paro alcanza al 20% (más del 50% entre los jóvenes), que decenas de miles de pequeños comercios y empresas cierran, que su red social se desmorona y, lo peor: que los elevados intereses de la deuda acaban con todos los éxitos y esfuerzos en la reducción de su déficit. El país se está destruyendo por servir a instituciones financieras favorecidas por la política del Banco Central Europeo.

Esta destrucción, que tiene a Portugal como siguiente candidato, enfrenta, además a unas naciones con otras, lo que disuelve la propia cohesión de la UE que nadie parece contabilizar.

“¿Quien es Schäuble para insultar a Grecia”, dijo el miércoles el presidente griego, Karolos Papoulias, un anciano ex resistente. Ayer el diputado alemán Christian von Steeten, jefe de la comisión económica del partido de Merkel (CDU), respondía pidiendo una “clarificación” a Papoulias y se quejaba de las burdas equiparaciones con el nazismo que se hacen en Atenas.

Bruselas ha exigido a los líderes políticos griegos que confirmen por escrito un compromiso de servir la deuda tras las próximas elecciones, otra idea de Merkel, que el viejo presidente ha comentado diciendo que, “constantemente nos ponen nuevas condiciones”.

“Es ingenuo creer que las humillaciones y las presiones podrán contener la ira de los griegos”, cuya identidad nacional se forjó, precisamente, “alrededor de la resistencia”, señala el profesor Yorgos Prevelakis en un artículo publicado por Le Figaro.

La prensa alemana, especialmente la que más activa se mostró en su día lanzando el discurso que presenta a Alemania como víctima del euro y pagadora de Europa, va preparando a la opinión pública para una expulsión de Grecia.

“Es increíble que el presidente griego no muestre respeto por los esfuerzos de Schäuble por salvar a Grecia”, dice von Steeten en declaraciones a Die Welt, mientras Bild, otro agresivo diario del mismo grupo, se pregunta si habrá golpe militar en Atenas.

Casi el 60% de los empresarios encuestados por la revista Manager declaran que Grecia debe abandonar el euro. Franz Fehrenbach jefe de Bosch, el mayor fabricante mundial de componentes de automóvil, va más lejos: cree que Grecia debe ser expulsada de la Unión Europea. Son minoritarios los artículos que denotan cierta comprensión y sensibilidad sobre lo que está ocurriendo.

“En el sur de Europa, y no sólo en Grecia, reina un ambiente amenazador que se dirige sobre todo contra Alemania”, se lee en Die Zeit, una rara excepción. “Casi setenta años después de la guerra, Alemania vuelve a ser vista como potencia enemiga”. “La política de austeridad impuesta por los mercados financieros y Angela Merkel tiene un precio: la desintegración de Europa, además de una larga depresión que a la larga acabará alcanzando a Alemania”, advierte.

Berlín ha sido central en el juego de manos que ha hecho pasar una crisis del mercado financiero de responsabilidad sistémica, por mera crisis de deuda pública cuya responsabilidad está en los países de la periferia europea. Mientras su “política de estabilidad” avanza hacia una crisis de deflación, y la desintegración europea que suscita invita a la irracionalidad y la violencia, el prestigio de la canciller Merkel en Alemania se mantiene alto e incluso aumenta. La televisión alemana, que apenas entra en el mal ambiente que se abre paso en Europa, dedicó el domingo sus tertulias de mayor audiencia a temas intrascendentes como las pequeñas ventajas económicas detectadas al presidente federal, Christian Wulff.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/economia/20120217/54255606751/alemania-tensa-cuerda-griega.html